Hoy en Aragón - 25/08/2019

Buenas y malas prácticas - 7 de mayo de 2013

Resoluciones 69 y 71 de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología de la FAPE

Imprimir Noticia Imprimir Noticia

La comisión ha publicado ambas resoluciones en las que demuestra la inocencia ante la denuncia de incumplimiento de sus normas a Lainforacion.com y el quebrantamiento de dos artículos del catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid, Felicísimo Valbuena de la Fuente por la publicación de tres artículos en el periódico digital “La Voz Libre”, dañando la imagen del profesor José Luis Dader.

 

En la resolición 2013/69 se expone el caso de la denuncia de D. Marta Eugenia Rodríguez de la Torre contra el tratamiento que Lainformacion.com dio sobre su persona en una noticia publicada el 19 de noviembre de 2012 y titulada “¿Es Marta Eugenia la mujer más inteligente de España?”.

La afectada denunciaba que su imagen se había visto vulnerada ante afirmaciones como: “La leonesa cultiva una imagen de superdotada basándose en afirmaciones falsas o no probadas.” “Ella misma desmiente ahora hechos de los que había presumido en los medios.” “Como prueba, asegura haber desmontado la teoría de la Relatividad de Einstein.”

El texto mostraba datos aportados por la solicitante sobre su capacidad intelectual y currículo, que habían aparecido en otros medios de comunicación y en un anuncio publicitario. Los periodistas (Laura Albor y Antonio Martínez Ron) ponían algunas de estas afirmaciones en duda y otras las rebatían,se basándose en declaraciones realizadas por Maria Eugenia en una entrevista en video, concedida a los firmantes del artículo y cuyo resumen acompaña a la noticia. La noticia enlaza con otras en las cuales doña Marta Eugenia realiza declaraciones diferentes a las recogidas por Lainformacion.com, y con el currículo publicado por la demandante en su propia página web.

El medio aseguraba que sus trabajadores habían realizado su trabajo con actitud profesional y que en ningún momento habían tratado de desprestigiar la imagen de la denunciante. Para ello aportaba pruebas como:

En el artículo se afirma textualmente que “la propia Marta Eugenia reconoce que no ha realizado ninguna prueba acreditada por un psicólogo (la manera en que se certifican este tipo de capacidades) y alude a la “excelencia” de sus actividades como prueba de sus dotes”. Este extremo es fácilmente comprobable si se revisa el vídeo original y sus declaraciones. También se puede comprobar la veracidad de esta afirmación: “¿Eres la mujer más inteligente de España?”. “¡Por supuesto que no!”, exclama, aunque no dude en sacar provecho de ese “título” para captar clientes”. Estas respuestas de la denunciante aparecen en el video. Además aportan prueba documental de que doña Marta Eugenia Rodríguez de la Torre entregaba a sus clientes un tríptico con su currículum falseado. En dicho tríptico se afirma que “A los trece años obtiene una beca para jóvenes investigadores y se traslada a EEUU”. En la grabación audiovisual, la propia señora Rodríguez de la Torre admite la falsedad de éste y otros extremos.

Ante estos datos, la  Comisión de Quejas, Arbitraje y Deontología declara que los periodistas doña Laura Albor y don Antonio Martínez no  han vulnerado el Código Deontológico de la FAPE.

 

Leer resolución completa 

 

En la resolución 2013/71 el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, José Luis Dader, pide  la apertura de un expediente deontológico contra el catedrático emérito de la UCM, Felicísimo Valbuena de la Fuente por la publicación de dos artículos en el periódico digital “La Voz Libre”, los días 10 y 24 de septiembre de 2012, en los que asegura que ha sido objeto de difamación como consecuencia de la imputación de una serie de inexactitudes y tergiversaciones y de apropiación intelectual indebida, mediante el uso de material deformado y engañoso con resultado de grave atentado contra su honor, imagen y prestigio académico.

En la resolución se relatan datos por los que ambos catedráticos han mantenido una conflictiva relación desde hace años, como los de intercambio de cartas y declaraciones de otros profesores.

Las descalificaciones ofensivas por las que se queja el profesor Dader, por parte del profesor Valbuena son continuas en ambos artículos. Algunos epítetos pueden tener cabida como materia de opinión, como cuando dice que Dader “tiene ramalazos dogmáticos” o que hace “ridículas definiciones” o que “sus propuestas son de aurora boreal”. Pero otros, ni calificándolos de “jocosos”, como presume el catedrático Balbuena son admisibles. Por citar unos pocos: “teórico ignorante”, “auténtico majadero”, conferenciante al que se le nota el pelo de la dehesa”, “gran desconocedor de la literatura, la psicología y la comunicación interpersonal y colectiva” .

En cuanto a la transcripción de la conferencia cotejada, palabra a palabra con la transcripción que “alguien” hizo para uso del catedrático emérito Valbuena, efectivamente está plagada de gazapos, con la particularidad que todos lo errores redundan en cambiar el sentido de la frase para evidenciar lo absurdo y/o a veces caótico que resulta la conferencia de Dader. O bien atribuirle frases sin ningún sentido.

La  Comisión de Quejas, Arbitraje y Deontología declara que  el catedrático emérito Felicísimo Valbuena de la Fuente, en sus artículos publicados en el periódico digital “La Voz Libre” de los días 10 y 24 de septiembre de 2012,

ha conculcado el artículo 7,c de los Principios generales, referido, concreta y expresamente, a que “el periodista debe, con carácter general, evitar expresiones o testimonios vejatorios o lesivos para la condición personal de los individuos. Y también ha conculcado los artículos 13 y 17 de los Principios de actuación, concreta y expresamente, referidos a que “el compromiso con la búsqueda de la verdad, llevará al periodista a informar sólo sobre hechos de los cuales conozca su origen, sin omitir informaciones esenciales, así como a no publicar material informativo engañoso o deformado (artículo 13)) y a que “el periodista establecerá siempre una clara e inequívoca distinción entre los hechos que narra y lo que puedan ser opiniones, interpretaciones o conjeturas, aunque en el ejercicio de su actividad profesional no está obligado a ser neutral” (artículo 17).

 

Leer la resolución completa

Noticias Relacionadas

  • No hay noticias relacionadas

Deja un comentario