Hoy en Aragón - 26/09/2017

Noticias - 11 de marzo de 2016

“Asistimos a una clara demanda de la sociedad de mayores grados de transparencia, objetividad e independencia de los medios”

Imprimir Noticia Imprimir Noticia

‘La transparencia en los medios: máxima apertura, máxima opacidad’ ha sido el tema protagonista de la cuarta mesa de la segunda jornada del XVII Congreso de Periodismo Digital de Huesca. Moderada por el escritor y periodista Pedro de Alzaga, fundador de cuartopoder.es e iberoamerica.net, ha contado con la participación de David Espinar -periodista deportivo y consultor de responsabilidad social-, Jesús Lizcano -presidente de Transparencia Internacional España y Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Autónoma de Madrid-, María José Cantalapiedra –doctora en Ciencias de la Información y profesora de la Universidad del País Vasco- y Miguel Ángel Bastenier, periodista en El País y profesor en la Escuela de Periodismo del diario y en la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano-.

En la mesa redonda, la dificultad en la aplicación de la transparencia en el trabajo diario de los periodistas, el secreto profesional, el papel de los medios y de las instituciones y dónde  situar los límites han sido los temas centrales.

transparencia2

Lizcano ha sido el encargado de arrancar con el debate. El economista ha profundizado en los desafíos éticos actuales y la responsabilidad social de las organizaciones. “Transparencia y corrupción son las dos caras de una misa moneda”, ha afirmado. También ha presentado la ONG Transparencia Internacional, presente en 104 países de todo el mundo y volcada en la lucha contra la corrupción. Su actividad se centra en la realización de informes periodísticos a nivel internacional, entre los que destacan el Índice de Percepción de la Corrupción y el Barómetro Global de la Corrupción.

Como ha explicado el presidente Transparencia Internacional, las conclusiones del último barómetro reflejan que los partidos políticos son los peor parados. “Estamos asistiendo a una clara demanda de la sociedad de mayores grados de transparencia, objetividad, credibilidad e independencia de los medios de comunicación”, ha concluido.

Por su parte, Espinar ha criticado los niveles de transparencia en la España del siglo XXI. “La necesidad de transparencia es una consecuencia inevitable de la falta de confianza. España no es precisamente un modelo en cuanto a transparencia y vamos décadas por detrás de otros países” ha afirmado. También ha criticado el enfoque actual establecido en torno a la solicitud de transparencia, y ha asegurado que la solución radica en la formación y la cultura, y ha afirmado que “más que preguntar lo que cobran los políticos hay que saber las razones”.

transparencia1

La tercera participación ha corrido a cargo de Cantalapiedra quien ha profundizado en la función social de los medios de comunicación, al tiempo que ha defendido la importancia de los códigos éticos y de los libros de estilo de los medios que son “un contrato con la audiencia”. “La práctica profesional está regulada, al menos conceptualmente”, ha señalado. “Los medios deben conciliar su función social con su vocación empresarial, y es ésta última la que no está regulada”, ha añadido, al tiempo que ha criticado las condiciones laborales de los profesionales españoles que “afectan directamente al trabajo periodístico”.

Bastenier ha sido el encargado de clausurar esta mesa y lo ha hecho tratando responder a una complicada pregunta: ¿Dónde están los límites de la transparencia? “Las grandes palabras me asustan. No hay nadie en el mundo que hable en contra de la transparencia pero alguien tiene que hablar de los límites”. El periodista, que ha comparado la situación española con la de los medios latinoamericanos, ha defendido que “el periodismo profesional intenta ser legítimamente un negocio aunque cada día sea más complicado”. En su opinión, la transparencia sí que tiene un límite, y es el interés del lector. “Tenemos que dar la mejor representación posible de la realidad y el lector llegará a sus conclusiones”.

Deja un comentario