Hoy en Aragón - 14/11/2018

Otras Noticias Portada - 10 de julio de 2018

El Comité de empresa de CHIP Audiovisual recuerda a la directora de la CARTV que los informativos de Aragón TV “sí están externalizados”

Imprimir Noticia Imprimir Noticia

El Comité de empresa de CHIP Audiovisual quiere mostrar su más absoluta indignación con las declaraciones de la directora de la Corporación Aragonesa de Radio y TV (CARTV), Teresa Azcona, publicadas el pasado domingo en dos entrevistas en Heraldo de Aragón y el Periódico de Aragón. Primero, porque la señora Azcona, a juicio del comité, “no se ajusta a la verdad cuando dice que no se han externalizado los informativos” y, segundo, porque asegura que la labor de CHIP es la de “ayudar a preparar” los programas informativos, lo que es un menosprecio al trabajo que la plantilla saca adelante cada día.

CHIP-2-1024x614_c

Queremos recordarle a la señora Azcona que los informativos sí están externalizados (subcontratados, si prefiere ese término) desde 2006, año en que comenzaron las emisiones de la Televisión Autonómica de Aragón.

La elaboración de unos informativos para televisión requieren del trabajo de mucha gente. El modelo de Aragón TV es el siguiente: salvo editores, realizadores, presentadores y un escaso equipo que sí forma parte de Aragón TV, el resto de los trabajadores que elaboran los contenidos informativos que emite la cadena están contratados por CHIP Audiovisual. Esta plantilla está formada por unos 135 profesionales (en las delegaciones de Zaragoza, Huesca, Teruel y Madrid) que van desde productores hasta meteorólogos, mantenimiento de equipos, operadores de cámara y redactores que, cada día, ejecutan el grueso del trabajo de los programas informativos de la Televisión Autonómica de Aragón: grabación, edición, locución, conexiones en directo, etc. No se trata de ninguna “ayuda en la preparación”, se trata de la elaboración completa de las noticias en formato audiovisual, algo que los trabajadores de CHIP llevan haciendo desde hace doce años con una excelente profesionalidad.

En muchos foros se presume de la audiencia de lo que consideran la “columna vertebral” de la televisión, los informativos. Pues bien, podríamos afirmar que más del 90 por ciento del contenido de cada uno de esos programas informativos que pueden verse en Aragón TV están elaborados por trabajadores de empresas privadas. Además, al trabajo de la plantilla de CHIP Audiovisual, hay que añadir el de los compañeros de grafismo, documentación, recepción de envíos, mezcladores y técnicos de sonido, control de archivos y sistemas, maquillaje o vestuario (únicamente para los presentadores que están en plató) que pertenecen a otras empresas privadas también subcontratadas.

Nos resulta francamente sorprendente que la Corporación Aragonesa de Radio y TV presuma de su modelo de gestión externalizado casi en su totalidad al mismo tiempo que lo maquilla como una mera “ayuda” minusvalorando el trabajo de tantos profesionales.La colaboración público-privada que tanto defienden significa que, aproximadamente, el 78 por ciento del empleo que genera la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión sale de empresas privadas que reciben dinero público.

Por ello, exigimos a la directora de la Corporación que rectifique en sus declaraciones y que, de aquí en adelante, se ajuste a la realidad de nuestro trabajo diario.

 

#juevesnegrosATV

Por último, queremos añadir que las últimas protestas llevadas a cabo por la plantilla de CHIP (los llamados “Jueves Negros”) han tenido un seguimiento masivo entre la plantilla y que declaraciones como las de Teresa Azcona no ayudan a mejorar el clima laboral, que tanto parece preocuparle. Los#juevesnegrosATV no son una “reivindicación de los representantes de los trabajadores”. Han sido, y previsiblemente seguirán siendo después del verano, una decisión de los trabajadores de CHIP Audiovisual para denunciar su hastío y cansancio. Por un lado, por las difíciles y, en demasiadas ocasiones, nulas relaciones laborales con la empresa CHIP (integrada en el grupo Henneo) y, por otro, por soportar la peor parte de un modelo, el de la subcontratación, que solo beneficia a unos pocos: a la empresa privada, que recibe una importante remuneración económica, y a la CARTV, que presume de la gran audiencia de los informativos y de lo rentable del modelo. Por eso, en esta situación, la responsabilidad directa es de la CARTV, no es una responsabilidad indirecta, como asegura la señora Azcona.

Sirva solo como ejemplo de la perversidad de este modelo que la mayor parte de la plantilla de CHIP Audiovisual tiene un contrato por obra desde el año 2006, con unas condiciones laborales y sociales muy por debajo de las que tienen los trabajadores la Televisión Autonómica de Aragón. Este tipo de contrato por obra dura 12 años y que impide, por ejemplo, acceder a un préstamo hipotecario o a disfrutar de las ventajas de la tarjeta sanitaria europea.

Deja un comentario