Hoy en Aragón - 23/07/2018


La Comisión de Quejas resuelve que RTVE no vulneró el Código Deontológico de la FAPE

Imprimir Noticia Imprimir Noticia

La Comisión de Quejas ha resuelto que RTVE no vulneró el Código Deontológico de la FAPE, en dos reportajes emitidos el 4 de abril de 2018 en los informativos de La 1 sobre un nuevo trasvase entre el Tajo y el Segura.  La solicitud de intervención de dicha comisión independiente fue solicitada el 14 de abril por Félix José Calvo González, miembro de la Asociación de Prensa de Guadalajara, en representación de la Asociación de Municipios Ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía.

Instalaciones de Torrespana

El denunciante sostenía que los reportajes infringían el Código Deontológico por basarse en unas imágenes que correspondían a 2011 cuando el embalse de Entrepeñas se encontraba al 62 por ciento de su capacidad, en contraposición al 26 por ciento de abril pasado.

El denunciante expuso que los reportajes vulneraban el artículo 2 (El primer compromiso ético del periodista es el respeto a la verdad) y el 13 (El compromiso con la búsqueda de la verdad llevará siempre al periodista a informar sólo sobre hechos de los cuales conozca su origen, sin falsificar documentos ni omitir informaciones esenciales, así como a no publicar material informativo falso, engañoso o deformado).

En sus alegaciones, RTVE consideró a la Comisión como “incompetente” para juzgar esta denuncia, al no estar dirigida contra ningún profesional concreto y al no pertenecer RTVE a la FAPE “ni haber suscrito ni aceptado el Código Deontológico”.

Sin perjuicio de lo anterior, RTVE defendió la neutralidad de las noticias emitidas en los Informativos de las 15 y las 21 horas, y sostuvo que las imágenes del reportaje habían sido grabadas el 3 de abril, víspera de su emisión.

La resolución precisa que aun cuando RTVE no haya suscrito el Código Deontológico de la FAPE ello no puede impedir a la Comisión que acepte una denuncia ajustada a sus normas.

La Comisión concluyó que RTVE no vulneró el Código Deontológico de la FAPE, ya que el reportaje representa de manera equilibrada las opiniones a favor y en contra de los afectados por el trasvase y sus imágenes ocupan un pequeño porcentaje de su duración y no puede considerarse que manipulen la opinión pública para situarla a favor de un trasvase que está autorizado según los criterios de la ley vigente.

Consultar aquí la resolución completa

NO ENTRA A RESOLVER LA DENUNCIA CONTRA “MADRILEÑOS POR EL MUNDO”

El denunciante, Fernando Fernández Suárez, demanda en su queja que el programa incluya subtítulos a fin de permitir la accesibilidad universal que, por ley, ampara a las personas sordas y les garantiza el acceso a la información en igualdad de condiciones que el resto de los ciudadanos.

El denunciante cita una serie de normas, convenciones y leyes que pueden haber sido vulneradas, entre ellas la  Ley 7/2010 General de la Comunicación Audiovisual, que en su artículo 8 señala que las cadenas televisivas que emitan en abierto, ya sean estatales o autonómicas, deberán haber alcanzado a fecha de 31 de diciembre de 2013, 10 horas de lengua de signos así como un 90% de subtitulación de sus programas en el caso de las públicas

Esta misma normativa, según recoge su artículo 31, es extensible a los contenidos que ofrezcan estas cadenas en sus soportes de Internet. Sin embargo, subraya el denunciante, este articulado es “ignorado de forma generalizada por las cadenas, provocando que muchas de las programaciones que cuentan con subtitulado en la televisión lo pierden al visionarse en soportes online”.

En sus alegaciones, el Ente Público Radio Televisión Madrid argumentó que “Madrileños por el Mundo” cuenta “con subtitulado y audiodescripción”, como se puede comprobar en los programas que figuran publicados en su página web.

La cadena admitió que “es posible que debido a cuestiones temporales, se haya estrenado algún programa sin subtitulado, si bien tanto en sus emisiones sucesivas a través de televisión, como a través de la web, se ha subsanado dicha omisión, incorporándose en el mismo los subtítulos y la audiodescripción, siendo una de nuestras prioridades que esta cuestión no vuelva a repetirse”.

La Comisión afirma que Fernández Suárez no ha pormenorizado en qué emisiones de dicho programa ha detectado la omisión del subtitulado, ni tampoco especifica que precepto del Código Deontológico de la FAPE se ha vulnerado.

Sobre estos supuestos fácticos, carentes de todo contraste, no se puede construir un reproche deontológico, único sobre el que la Comisión tendría competencia para entrar a resolver.

Consultar aquí la resolución completa

LA GACETA DE SALAMANCA NO VULNERÓ EL CÓDIGO DEONTOLÓGICO DE LA FAPE

La denuncia sobre la vulneración del artículo 7 del Código Deontológico de la FAPE (El periodista extremará su celo profesional en el respeto a los derechos de los más débiles y discriminados. Por ello debe mantener una especial sensibilidad en los casos de informaciones u opiniones de contenido eventualmente discriminatorio… Debe por ello abstenerse de aludir, de modo despectivo o con prejuicios a la raza, color, religión, origen social o sexo de una persona…) fue presentada por la Fundación Secretariado Gitano.

La denunciante expuso que en los últimos años La Gaceta viene utilizando términos inadecuados para referirse a la etnia gitana, como “clanes”, “patriarcas”, “reyerta”, “ley gitana”,  “gitanos viejos de respeto”, y lo hace “de manera insistente, contribuyendo y afianzando estereotipos negativos y prejuicios hacia las personas gitanas, no sólo de Castilla y León, sino de toda España”.

La Fundación aportó como pruebas varias noticias publicadas en el mencionado diario, que declinó presentar alegaciones a la denuncia.

La Comisión afirma que si un grupo social se define a sí mismo como gitano y con orgullo lo defiende al identificarse con valores muy positivos, no podemos denunciarlo cuando a alguien de ese mismo grupo se le identifica como gitano en una circunstancia socialmente reprochable. “El uso del término gitano no es en absoluto despectivo”, añade.

La Comisión reconoce que en algunos sucesos llevar a los titulares de los periódicos la identificación de los protagonistas como gitanos, puede ser negativo para el colectivo.

“En este sentido, sería aconsejable que los medios de comunicación vigilasen más su uso y atendiesen a la sensibilidad de un grupo étnico muchas veces maltratado por los prejuicios”, añade.

Consultar aquí la resolución completa

 

Deja un comentario