Hoy en Aragón - 25/08/2019

Otras Noticias Portada - 19 de noviembre de 2018

La directora de la CARTV anuncia en las Cortes programas de formación en riesgos psicosociales para los trabajadores

Imprimir Noticia Imprimir Noticia

La directora de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión, Teresa Azcona, ha anunciado el desarrollo de varios programas de formación obligatoria en materia de gestión de tiempos y resolución de conflictos para los trabajadores durante su comparecencia en la Comisión Institucional de las Cortes de Aragón, donde, a petición de Podemos, ha explicado el informe de la evaluación conjunta de riesgos psicosociales entre los trabajadores de la corporación, así como de las propuestas de mejora que se van a poner en marcha a partir de este estudio.

AzconaCortes

Azcona ha asegurado que ya está impulsado las medidas necesarias para resolver los problemas que afectan a los trabajadores del ente público y que recoge el último informe de riesgos psicosociales, aunque ha destacado el problema para aplicarlo de la baja participación, sólo un 42 por ciento de los empleados.

La responsable de la Corporación ha hecho un llamamiento a los trabajadores para que incorporen sus aportaciones durante el proceso de implementación de las medidas de mejora que se abre ahora y ha pedido alcanzar un acuerdo en la negociación del convenio colectivo. En ese sentido, ha asegurado que, tras veinticuatro meses de negociación, en septiembre plantearon a los representantes de la negociación colectiva “un último esfuerzo” para alcanzar un acuerdo y conseguir que el texto final entrara en los presupuestos.

Azcona ha defendido que en la situación actual siguen influyendo factores del pasado como la reducción del 5% en los salarios en 2010, la subida a 37,5 horas de trabajo semanales, o la supresión temporal de las pagas extraordinarias, así como el proceso de homologación realizado entre 2016 y 2017, “que conllevó un cambio en las expectativas de categorías y salarios”, la salida del anterior director José Quílez, así como “la limitación existente en todo el sector público para incorporar a personas, por la que sólo pueden venir en caso de urgencia y sobrecarga, lo que redunda en que con menos recursos haya una mayor exigencia”, ha argumentado.

Azcona ha explicado que la baja participación en el estudio de riesgos hizo que de los doce grupos creados, solo se pudieran valorar los resultados de siete de ellos para no acabar con las garantías de representatividad y confidencialidad de los datos ofrecidos. “Sólo aportaron su parecer cuatro de cada diez trabajadores cuando el estudio exige que para tenerlo en cuenta deba superar un sesenta por ciento de opiniones, por ello se planteó paralizar el estudio, pero finalmente se dijo que se plasmaran los resultados fueran los que fueran”, ha aclarado. Para darle mayor valor a las conclusiones que aporta el estudio y que resalta como peor valorados los factores de la participación y la supervisión, Azcona ha recordado que se decidió incluir una solicitud para que aquellos que no opinaron lo hagan ahora. “El 58 por ciento de la plantilla que no participó en el estudio tiene que ser parte de la solución participando en los cursos que se van a impulsar”.

Entre las acciones de mejora, Azcona ha anunciado que a partir del procedimiento acordado por el Comité de Salud, se van a iniciar varios programas de formación obligatoria para todo el personal sobre gestión del tiempo, así como la mediación y la resolución de conflictos. También se van a promocionar reuniones de los grupos participantes para generar propuestas de mejora y fomentar la participación.

Entre las medidas más concretas, Azcona se ha comprometido a “evitar los cambios repentinos en los horarios de trabajo y contar con la participación los trabajadores en la organización de los diferentes turnos”. Además, estudiarán las necesidades formativas especiales y potenciarán el trabajo en equipo y la comunicación. “A mi manera, esto lo he intentado hacer reuniéndome con los trabajadores en grupos pequeños”, ha apuntado.

Portavoces

La diputada de Podemos Maru Díaz se ha mostrado “anonadada” por el resultado del informe, que, a su juicio, refleja “el hartazgo generalizado de la plantilla” por “no tener claros los criterios de entradas, los RPTs, los diferentes roles, la designación de las diferentes tareas de trabajo o la homologación, que fue un desastre”, ha considerado. Díaz ha alertado de la situación creada, que “lejos de mejorarse, se ha agravado hasta el punto de que podemos tener un polvorín en las manos”, ha asegurado. La diputada de la formación morada ha defendido que el informe se puso en marcha “porque había demasiadas personas de baja” y recordado algunas de las deficiencias que muestra el informe, como la “carga de trabajo”, los “escasos niveles de implicación”, así como el descontento por los roles desempeñados. “La información es demoledora y urge acometer medidas para solucionarlo” ha insistido.

Por su parte, el diputado del PP Fernando Ledesma ha señalado a la directora como “factor agravante” de unos problemas “que vienen de largo”. “Desde su llegada se ha producido un cambio brutal en el clima de la corporación”, ha criticado. El representante popular ha asegurado que desde su llegada se ha disparado el número de reuniones que mantenido con trabajadores de la Corporación Azcona y que derivadas de ellas puede afirmar que Azcona “faltó a la verdad en su comparecencia del pasado mes de septiembre” sin ofrecer más detalles. “Le dije que la CARTV no se podía gestionar con tics de capital riesgo y con esa mentalidad que trae la pone en riesgo”, ha advertido.

El representante del PSOE Darío Villagrasa ha valorado positivamente la comparecencia de la directora y ha defendido que los trabajadores que no participaron en el proceso de opinión “puedan hacerlo ahora a lo largo del proceso de medidas correctivas en las que podrán incorporarse sus opiniones y propuestas” y ha recordado que algunas de las cuestiones que se denuncian “se remontan a la propia constitución de la corporación y no han evolucionado ni se han corregido”, por lo que ha defendido que una “herramienta óptima para la resolución de los conflictos será seguir trabajando por un acuerdo de convenio colectivo”, ha opinado.

A María Herrero, diputada del PAR, le ha parecido ante todo “sumamente positivo” el hecho de haber elaborado un informe como éste e incluso ha propuesto hacerlo con los diputados de las Cortes, “aunque no sirve de nada evaluar si luego no se hace nada”, ha apuntado. Herrero ha señalado que la baja participación “distorsiona los resultados” y ha defendido que en el actual modelo de gestión que defienden “resulta fundamental contratar a los mejores, pero también que luego trabajen en condiciones, como querríamos hacer todos”, ha subrayado.

Ramiro Domínguez, representante de Ciudadanos, ha resaltado que la Corporación tiene “un problema de equipos” porque los trabajadores afirman “que no se sienten cómodos con las personas que les están mandando”, ha sostenido y ha planteado a Azcona si se está tomando en consideración “la gestión del talento” porque “ha habido profesionales que se han marchado”. Domínguez sí ha valorado positivamente los anuncios sobre formación en mediación y gestión de conflictos. “Tenemos que hacer una buena gestión de equipo con los mejores para que sea la mejor corporación pública”, ha defendido.

Por último, Carmen Martínez, diputada de CHA y representante del Grupo Mixto, ha mostrado su preocupación por la baja participación en el estudio, que a su juicio “puede venir dada por el miedo a las represalias” y ha recordado las medias adoptadas en la pasada legislatura como causantes de la actual situación. Martínez ha solicitado que se tenga en cuenta a los trabajadores en la forma de gestionar los equipos y que dentro de un año se realice otro informe con una mayor participación para valorar si se ha avanzado algo con las medidas ahora adoptadas.

Deja un comentario