Hoy en Aragón - 21/11/2017


La FAPE falla que la información sobre las detenciones policiales a presuntos miembros de Causa Galiza no vulnera el Código Deontológico del Periodismo

Imprimir Noticia Imprimir Noticia

La Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo de la FAPE ha tramitado en su última resolución dos resoluciones, una sobre la queja de Mediaset contra el diario El Economista, y otra presentada contra varios medios de comunicación al informar de unas detenciones policiales a presuntos miembros de Causa Galiza  por enaltecimiento del terrorismo. Su dictamen es que la noticia no atenta contra el respeto a la verdad, el derecho a la propia imagen ni  el principio de inocencia, como denunciaba el demandante.

DSC_0005-1-768x512

El presidente, vicepresidentas y secretaria de la Comisión. Foto: N.Navarret

En relación con la noticia publicada en los diarios La Voz de Galicia, El Correo Gallego, ABC, El Mundo, El País, Atlántico Diario, Diario el Progreso, La Región, y las Agencias Europa Press y EFE en la que se informaba sobre una serie de detenciones policiales referidas a presuntos miembros de la organización Causa Galiza por enaltecimiento del terrorismo, la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo declara que lo recogido en esos medios de comunicación no vulnera el Código Deontológico del Periodismo. Según consta en la Resolución 2016/123 “ La información es veraz, responde a unas circunstancias objetivas como es el hecho de unas detenciones policiales dirigidas por la Audiencia Nacional, y los detalles incluidos en la narración de los hechos responden a la especial sensibilidad social que suscita el terrorismo”.

El demandante se queja “del trato dispensado por los medios de comunicación anteriormente citados, en el transcurso de las detenciones realizadas en Galicia en octubre de 2015 que equipara a los inculpados a culpables y vulnera de manera innecesaria su derecho inviolable a la dignidad y la intimidad”. A este respecto, las alegaciones presentadas por tres de los medios aludidos (EFE, El País y Faro de Vigo) coinciden: los hechos son de evidente interés general al referirse a una importante operación de la Guardia Civil, dirigida por la Audiencia Nacional. La información es veraz, al versar sobre unas circunstancias objetivas, como es el hecho de unas detenciones policiales. Y la titulación no es especulativa, ya que se limita a exponer el hecho en sí de la detención.

Por otro lado, la Comisión ha estudiado la queja presentada por Mediaset contra Ecoprensa, editora del diario El Economista, por las reiteradas noticias difundidas por este medio relativas al grupo. En su denuncia alega determinados comportamientos informativos “que se han dedicado sistemáticamente a tergiversar, cuando no falsear directamente, toda la información referente a Mediaset, con la evidente intención de causarle un perjuicio”. En este sentido Mediaset reconocer haber emprendido la senda judicial para obtener rectificaciones amparadas por la Ley Orgánica 2/1984. Por esa misma razón, no es posible que la Comisión se pronuncie sobre la materia de las rectificaciones reservada por la Ley al ámbito jurisdiccional, al que Mediaset manifiesta haber accedido.

El análisis de los textos examinados por la Comisión, revela que los contenidos de la información, aunque estén acotados y seleccionados con parcialidad, no son sustancialmente inveraces y señala que al acudir Mediaset ante la jurisdicción a los efectos de la Ley 2/1984 (reguladora del derecho de rectificación), es a esta sede, a la que concierne la valoración de las posibles “inexactitudes” que hubieran de ser, en su caso, rectificadas. Por otra parte, señala la resolución, “aunque es explicable la sensación de acoso que el señor Vasile siente al contemplar la reiterativa publicación de su imagen en la cabecera de las noticias referentes a Mediaset, no puede considerarse que ello constituye una lesión en su intimidad, pues su liderazgo respecto de un grupo mediático tan significativo le deja sometido a una mayor exposición, y reduce, por tanto, el núcleo constitucionalmente protegido de su intimidad. Siempre, claro está, que las imágenes no quebranten ese núcleo básico, lo que en este caso no sucede, a juicio de la Comisión”. Por lo descrito, la Resolución 2016/124, emitida por la Comisión, señala que “las publicaciones realizadas en El Economista, editado por la mercantil Ecoprensa, objeto de denuncia formulada por Mediaset, y examinada en la presente resolución, no comportan las infracciones del Código Deontológico de la profesión periodística denunciadas en su día.

En otro orden de cosas, la Comisión ha estudiado el informe elaborado por esta Asociación de la Prensa de la Rioja, en colaboración con la Fundación Pioneros, para abordar noticias sobre violencia filio-parental en los medios de comunicación. El tratamiento adecuado de los menores y la familia en los medios de comunicación es un aspecto  que preocupa especialmente y la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología ya presentó en abril de 2014 un dictamen que articulaba algunas pautas para adecuar  “el dilema entre el derecho de los menores a ser protegidos y el derecho de los ciudadanos a recibir información”.En este marco, se ha tomado en consideración el documento presentado por La Asociación de la Prensa de La Rioja.

Deja un comentario