Hoy en Aragón - 15/10/2019

Otras Noticias - 3 de diciembre de 2015

“Los periodistas debemos informar de todos los conflictos, por muy peligrosos que sean, para intentar que no se repitan”

Imprimir Noticia Imprimir Noticia

Los reconocidos profesionales Rosa María Calaf y Gervasio Sánchez, que cuentan con una dilatada carrera en el campo del periodismo y los derechos humanos, debatieron este miércoles sobre estas cuestiones en Zaragoza. Ambos han sido los encargados durante muchos años de dar voz a los que no la tienen, de cubrir conflictos olvidados y de informar de las injusticias. 

El edificio central de Ibercaja de Zaragoza acogió este miercoles la charla-debate de Gervasio Sánchez y Rosa María Calaf sobre Periodismo y Derechos Humanos, organizada por Heraldo de Aragón -con la colaboración de la Universidad San Jorge- dentro de los actos de celebración de sus 120 años de existencia.

Unos minutos más tarde de las siete comenzaba el acto, ante un multitudinario auditorio que se había acercado al Patio de la Infanta de Ibercaja para escuchar a estos dos grandes profesionales de la información. El debate estuvo moderado por José Javier Rueda, jefe del área de Nacional, Internacional y Economía de Heraldo y comenzó con un repaso de las fotografías más relevantes del fotoperiodista y colaborador de este diario, Gervasio Sánchez.

público asistente

Gervasio comenzó el debate contando que hacía unas semanas se encontraba en un hotel entre la frontera de Serbia y Macedonia, cuando apareció en el hall una familia siria pidiendo alojamiento, destrozados por el largo viaje. Las imágenes que estaban en el ordenador de Gervasio, aquellas que sacó hace 20 años, volvían a su memoria. “La historia se repite, la guerra es consustancial a los seres humanos, somos incapaces de vivir sin la guerra y dudo mucho que esto cambie en los próximos años y décadas”, declaró Gervasio.

Por eso, mientras haya guerras, conflictos y violaciones de derechos humanos, el papel del periodista será imprescindible. Rosa María Calaf, enviada especial y corresponsal de TVE en numerosas zonas en conflicto, destacó que, “el periodista tiene que contar lo que está sucediendo, ser intermediario entre las personas, ser los ojos y los oídos de todos aquellos que aparecen en las fotos de Gervasio. Si no estuviéramos nosotros probablemente nunca se podría saber lo que les ocurre”. Calaf considera que el periodista “es intermediario y responsable de tener en sus manos un bien tan preciado y absolutamente imprescindible como es la información”. Además, la periodista recalcó que el trabajo del informador es dar a conocer lo que pasa acercándose lo más posible a la verdad, la veracidad y la honestidad.

¿Hasta dónde llega el activismo y el trabajo del periodista?

¿Cómo debe actuar el periodista ante una situación de violencia, hasta dónde tiene que llegar su activismo ético y su labor profesional? Ante esta pregunta, el periodista Gervasio Sánchez se muestra tajante. “Para mí, el periodismo es estar en los sitios, evitar que tu actuación provoque más violencia de la que hay y al mismo tiempo documentar la historia para que no se vuelva a repetir. Hay que cubrir todos los conflictos, aunque algunos hoy en día sean muy peligrosos”, explicó Sánchez. Por su parte, Rosa María cree que aunque hemos avanzado en sensibilización respecto a las violaciones de derechos humanos, también corremos el riesgo de desviarnos y caer en el espectáculo. “Hablo desde mi experiencia en televisión, a veces se da una representación casi cinematográfica de la violencia”, remarcó Calaf. “La información no es solo lo que dices, sino lo que muestras y lo que no dices. Equilibrar todo es esencial. Se inculca en el espectador la idea que es mejor la información que te deja impactado que aquella que, a lo mejor no es tan impactante, pero tiene un contenido de conocimiento mucho mayor”, expresó la periodista.

rosa maría y gervasio

Rosa María Calaf estuvo en la península Arábiga hace poco y cuenta que desde que comenzó todo el éxodo de los refugiados sirios, ahora ya ni siquiera se les da visado a los sirios que trabajan en las instalaciones del mundial de Emiratos. “Debemos preguntarnos por qué seguimos siendo aliados de esos países y por que nuestros equipos de fútbol los siguen llevando en las camisetas”, denunció la periodista. Calaf cree que nos preocupamos más por los derechos humanos pero debemos plantearnos si nos preocupamos con calidad. Además, opina que es importante entender que cuando se habla de violación de derechos humanos no son solo en casos de guerras, sino que se están violando derechos todos los días muy cerca de nosotros.

Gervasio reclamó la necesidad de que este tipo de informaciones tengan cabida en los medios: “Hay que pelear mucho con los medios, a veces sales muy frustrado de que en momentos de máxima audiencia no se dé espacio a temas importantes”, opinó Sánchez. El periodista cree que es necesario que haya directores con una óptica muy abierta que entiendan que se debe cubrir, tanto lo que pasa en París, como las causas y consecuencias de lo que pasa en París.

Para él, lo que está ocurriendo ahora viene desde hace mucho. “Cuidado, porque estamos jugando con fuego. Las autoridades políticas de nuestro mundo occidental no se dan cuenta y por ello, no están actuando con la suficiente fortaleza moral y ética para intentar voltear la situación que se está creando en diferentes lugares de oriente medio”, incidió el periodista. Ambos coinciden en que hay que ser muy cuidadoso y exigente a la hora de denunciar las violaciones de estos derechos humanos.

Entrando ya en la ronda de preguntas del público, la primera de ellas versó sobre qué les mueve como periodistas a cubrir los conflictos y las catástrofes. Gervasio cree que el periodismo se debe vivir “como un oficio, con pasión y compromiso”. Cree que es necesario informar sobre las realidades oscuras y que una sociedad sin periodismo sería menos democrática y menos inteligente.

“Hay que convivir con el miedo y que no te paralice”

Por su parte, Rosa María incide en la importancia de explicar la vida de las gentes. “Que se pueda saber que hay millones de personas que nacen y mueren en el mundo y que, en medio de estos dos actos, nacer y morir, se limitan a sobrevivir”, explicó la periodista. Calaf cree que los periodistas tenemos una obligación y, sobre todo, el privilegio de contar lo que ocurre.

Confiesa que el miedo es algo con lo que deben convivir pero que si no tuvieran miedo sería algo terrible. La periodista cree que el miedo te impide hacer tonterías pero no hay que dejar que te paralice. Respecto a la influencia de su trabajo como informadores, Gervasio Sánchez afirma que es difícil calibrar hasta qué punto influye. El periodista opina que una sociedad bien informada es imprescindible y que la información es poder.

Uno de los asistentes preguntó por la censura hoy en día. Rosa María Calaf opinaba que no hay censura como tal, pero que los medios realizan un control más sutil. Este se basa en decidir de qué se habla y de que no. “La selección de temas no es inocente. Debemos preguntarnos por qué hablamos mucho de un conflicto y no hablamos nada de otro”, criticó la periodista. “Ahora el gran problema al que nos enfrentamos es la presión de los poderes económicos”, finalizó.

portada gervasio y rosa maría

Minutos antes de dar por finalizada la charla, el periodista de Heraldo, José Javier Rueda, lanzaba la última pregunta a los protagonistas del acto. En ella, les pedía que mandaran un mensaje a los jóvenes periodistas que lo habían seguido y que lo hicieran pensando en el periodismo del futuro.

Para Rosa María, el periodismo tiene que estar allí precisamente para garantizar la calidad de la información a la que los ciudadanos tienen derecho. “El periodismo es mucho más que un trabajo, es una responsabilidad y un compromiso. Hay que ceder en algunas cosas pero también hay que marcarse un listón del que no se puede bajar. El periodista tiene que estar donde esté la noticia y no que la noticia esté donde esté el periodista, que es lo que pasa ahora”, finalizó Calaf. Por su parte, Gervasio Sánchez reclamó el papel de los medios pequeños; “No penséis que el periodismo se hace solo en los grandes medios, yo he hecho periodismo en medios pequeños y he conseguido hacer lo que quería”.

Deja un comentario